Un Café Con Historia: Valparaíso: ciudad puerto o puerto ciudad (Parte II)

Por Carmen Marchant
Magister en historia

historia_valparaiso_antiguo

Sea por causas de la pobreza de la Capitanía General, por falta de una visión a futuro de la importancia de un puerto en nuestras costas por parte de las autoridades coloniales u alguna otra causa, lo cierto es que aunque Valparaíso poseía la denominación de puerto, no existió un proyecto portuario como en otras latitudes. Lo mencionado fue una característica del periodo colonial y de gran parte del siglo XIX, siglo considerado como el de despegue de la ciudad. Reiterados informes consignan que en los periodos mencionados la función portuaria era marcadamente deficiente.

En los primeros siglos coloniales el puerto languidecía debido al escaso desarrollo del intercambio con otros puertos, situación que se mantiene hasta avanzado el siglo XVIII. Por asuntos coyunturales de la economía colonial, en ese siglo se produce un aumento de la producción y comercialización de trigo junto con el aumento de intercambio con el puerto de Buenos Aires y el inicio de los contactos con el puerto de Saint Malò en Francia. Gracias a esto, aparece la necesidad de crear bodegas estables para reemplazar a los toldos estacionales de los primeros tiempos, lo mismo se puede decir sobre una mayor preocupación por los embarcaderos. Sin embargo, estos últimos no dejaron de seguir siendo construcciones precarias. Tanto embarcaderos como bodegas, estaban en manos principalmente de agricultores del valle del Mapocho, es decir, de particulares. Gracias a estos agricultores y comerciantes santiaguinos se produce un aumento de la población de la aun villa-puerto. Por lo general, se puede afirmar que en la medida que aumenta la actividad portuaria, fueron privados quienes intentan la provisión de servicios públicos de los cuales carecía Valparaíso.

Por otra parte, a fines del siglo XVIII, el gobernador Ambrosio O`higgins le había otorgado titulo de ciudad a la villa-puerto y establecido el Cabildo, ya en una definitiva separación de Santiago. No obstante aquello, la Aduana seguirá estando en Santiago hasta la década de los treinta del siglo XIX. La misma autoridad mencionada, se preocupó de mejorar la conectividad, dejando una base importante para el posterior desarrollo de la ciudad que se llevara a cabo tras la Independencia.

Según los informes que se conservan, entre 1810 y 1831 se construyeron algunos atracaderos para responder al avance comercial del tráfico internacional, en 1832 aparecen los primeros almacenes de carácter fiscal. Aun así, la prensa de ese tiempo recoge la visión en la continuidad de la práctica de usar la playa como depósito. Una parte no menor de la carga que bajaba de las embarcaciones a hombros de trabajadores que se adentraban en el mar, se dejaba en la orilla de la playa y permanecían allí a falta de lugares apropiados de almacenamiento.

Los años veinte decimonónicos verán aparecer el reemplazo de los agentes comerciales e industriales que se establecerán en Valparaíso, poco a poco los nacionales dejarán paso a los extranjeros quienes irán impulsando el avance de la ciudad en torno a las actividades del comercio de importación y exportación buscando la eficiencia para el beneficio particular de sus actividades.

La explosiva actividad portuaria de Valparaíso en el siglo XIX se debió tanto a que la economía estaba orientada fundamentalmente a la exportación e importación, como a su función de entreport e hinterland. Ello devino en que una parte fundamental del erario nacional de aquella época era otorgado por la aduana porteña.

A comienzos del siglo XX el Estado asigno fondos para la construcción de los puertos de Valparaíso y San Antonio, creando además una Comisión de Puertos. En octubre de 1912 se inauguran los trabajos en Valparaíso, los cuales, por causas diversas se extienden hasta 1930. En el intertanto Valparaíso había dejado de ser el más importante entreport del Pacifico. La pregunta que surge es que le deparará a la ciudad el proyecto actual. Si bien es cierto que el origen de nuestra ciudad estuvo en su función portuaria, la ciudad que surgió de aquello se ha impuesto por su especial configuración urbana. Es de esperar que quienes la habitan estén informados y sepan hacer valer su opinión. Es fundamental conocer de su historia y no repetir aquella estrofa del Gitano Rodríguez: Yo nunca he sabido de su historia un día nací aquí, sencillamente.

Para leer Valparaíso: ciudad puerto o puerto ciudad (Parte I) haz click aquí

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s